DESPERTÓ

Reflexiones al borde de los cuarenta

Y el amanecer del nuevo día la sorprendió

en una cama ajena que no conocía

escrutando alrededor algún vestigio de vida.

Silencio

Calor

Inmóvil debido a la presión

que otro cuerpo sobre el suyo ejercía

otros brazos rodeando los suyos

atrapada en sus manos

percibiendo su aliento.

Silencio.             

Calor

Olor

A pasión de la noche anterior

al sudor del esfuerzo por llegar hasta allí

a cama repleta de sueños y besos.

Sonrió

Susurró un Te quiero

Dulce sueño

Ana Fernández Díaz

Ver la entrada original

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DESPERTÓ

  1. Un millón de gracias amore!

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s