UN PEQUEÑO GESTO

Reflexiones al borde de los cuarenta

Bajar al centro en coche un sábado de tarde es una auténtica delicia, poco tráfico, sitio para aparcar, en fin, un lujo. Menos si en el centro de la ciudad, ese sábado de esa semana, se celebra la media maratón. Las motos de la policía municipal ya debieron hacerme sospechar que algo raro pasaba, sin embargo aparqué y me fui a tomar café con una amiga. Una hora más tarde, al despedirla me doy cuenta de que la calle está cortada y que no podría salir con el coche porque estaban pasando los corredores de la media maratón de Gijón. En ese momento me acordé de que había una carrera.

El caso es que ya puestos a esperar, decidí tomármelo con calma y quedarme en la acera viéndolos pasar. Había transcurrido ya más de media carrera supongo yo, así que los que quedaban eran los que van más despacio, menos…

Ver la entrada original 400 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a UN PEQUEÑO GESTO

  1. Gracias amor!! Y bienvenido. Te hemos echado de menos. Muacks

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s