El infierno no quema

No sin mis Emes

Contigo sobrevolaba el infierno a diario y siempre tenía la tentación de dejarme caer.

Contigo pecar no era opción sino hecho.

Contigo entendí que el escalofrío precede al contacto. Que la piel es adivina.

Contigo aprendí a neutralizar fuego con fuego.

Tú me llevaste a realidades desconocidas, me enseñaste a vivir también en ellas.

Tú me mostraste que no hay peor infierno que no conocerlo.

Tú me susurraste verdades a medias, mentiras enteras y auténticas falsedades.

Tú me prometiste llevarme contigo o volver a por mí.

Yo decidí seguirte, ser parte de los pecados.

Yo te tuve como opción y te convertí en elección.

Yo te tuve en mis sueños y los transformé en pesadillas.

Yo elegí arder al quedarme entre tus brazos.

Nosotros nos pudimos plantar y apostamos.

Nosotros decidimos no estar pero fuimos.

Nosotros no tuvimos causas e ignoramos consecuencias.

Nosotros pretendíamos arder pero ser inmortales.

Y bajamos…

Ver la entrada original 41 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s