A veces ocurre…

No sin mis Emes

A veces ocurre que el alma aprieta y que el aire ahoga.

Ocurre que no importa el calor que haga fuera porque mi interior está helado. Y no hay abrigo que valga, no hay infierno, no hay hoguera.

Ocurre que los últimos pedazos de corazón ya se pulverizaron y una ráfaga de viento se los llevó no sé muy bien dónde. Y ahí ha quedado un vacío que hace eco.

Ocurre que hay nudos en la garganta y en el estómago. Nudos de esos que cierran y aprietan, que dejan el espacio justo para que entre lo necesario para sobrevivir.

A veces ocurre que no me reconozco. Ocurre que parece que no soy yo la que habla ni la que actúa ni la que soporta, ni la que piensa o deja que ocurra. Que esa no es mi voz… yo no diría eso. Que ese no es mi carácter… yo…

Ver la entrada original 212 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s