Año nuevo inesperado.

Velehay

Como cada fin de año le gustaba acabar la velada paseando por la arena de la playa, mojarse los pies con el agua fría que traían las olas mientras le susurraban canciones que solo ella podía entender, sentarse entre las barcas que dormían boca abajo y mirar hacía las estrellas que plagaban el oscuro firmamento, la luna llena refulgía con su brillo plateado, atrayendo hacía ella las miradas perdidas de aquellos que dejaban vagar los pensamientos por el manto negro del cielo.

noche-en-la-playa-349

Así estaba ella tranquila abstraída cuando una figura le tapo la visión de la luna y corto su meditación como un cuchillo el tallo de una flor.

  • Discúlpame – Oyó decir a una voz que le era algo familiar – Te he visto pasear por la orilla desde el paseo y he pensado que igual querrías compañía.
  • Si hubiera querido compañía la habría buscado – Le corto secamente…

Ver la entrada original 615 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s