Te amo, pero no te necesito.

Me preguntas si te amo… Cuanta verdad hay en mi corazón que te reconoce como ser amado, cuantos latidos siento acalorándome totalmente cada vez que noto tu presencia, cada vez que escucho tu voz, cada vez que tus manos rozan mi piel, sí, no hay duda, te amo con todo mi ser, sin saber realmente lo que esto significa.

Pero me has preguntado si te necesito, mi respuesta puede no ser de tu agrado… Mi respuesta es no, no te necesito, pero para tu tranquilidad mi amor no está atado a mi necesidad, te amo desde la plena libertad, te amo cuando estás y cuando no. Mi amor no lo condiciona mi necesidad de ti. Claro que me gusta tenerte cerca, claro que me siento comprometida con un nosotros, pero no te necesito.

Disfruto de ti y así como te amo desde la libertad, espero que me ames desde el mismo sitio, desde ese amor desapegado, que es el más sincero, donde formo parte de tu vida, pero no requieres que esté en ella para sentirte pleno y sin embargo lo prefieres.

Amar desde la necesidad solo disfraza un sentimiento de dependencia, que se desvanecerá cuando no te sienta capaz de suplir mi demanda, la dependencia hace realmente imposible amar a alguien más que no sea uno mimo, soy independiente de ti, eso hace nuestro amor más real, lo aleja de nuestros egos, que siempre están buscando el beneficio propio, el llenar espacios, el responsabilizar al otro por las frustraciones propias, el satisfacer nuestras necesidades de complemento, sin considerar que no necesitamos complementos, que somos perfectos desde nuestra individualidad, que compartir nuestro amor es maravilloso, pero la necesidad por el otro lo oscurece.

Tus preguntas hacen eco en mi ser, es tu necesidad de saberte correspondido, pero cómo no saberlo… No es evidente el lugar que ocupas en mi vida, no es evidente que procuro tu bienestar, incluso cuando éste no sea a mi lado… No es evidente que deseo tenerte conmigo, que te preferiría a ti, que a todo el resto de la humanidad? Si no es evidente para ti, hay algo que debo estar haciendo mal, pero si mis acciones no han hablado por mí, si mi respiración no habla por mí, si nuestras conversaciones han sido insuficientes, espero que estas palabras te lo dejen claro. Te amo con mi vida y desde el mismo amor, aseguro que no te necesito.

“Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro”.
-Dalai Lama-

http://rincondeltibet.com/blog/p-te-amo-pero-no-te-necesito-5744

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Te amo, pero no te necesito.

  1. FlorProfusa dijo:

    Maravilloso…en el sentido pleno de la palabra, desde el punto de partida en que el amor florece y da fruto, no nos necesitamos, pero si necesitamos entender eso, la necesidad de otra persona no es amor sino esclavitud. Gracias, y felicitaciones.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s