No escuches el teléfono

Velehay

Se levanto cubierto de sangre en el cuarto de baño, al verse en el espejo se asusto, no recordaba que había pasado ¿Dónde estuvo la noche pasada, que hizo? No recordaba nada.

Solo se acuerda de que llego a casa a eso de las tres del mediodía comió y se hecho un rato como hace cada día desde que comenzó a trabajar hace ya una eternidad; Se levanto de la siesta se dio una ducha de agua caliente para desentumecer los músculos y se vistió para salir a dar una vuelta, cenar algo por hay y tomar un par de copas.

Es algo ya rutinario desde que vive solo, desde que ella se fue por que ya no se aguantaban, aquel día llego y la encontró esperando lo sentada en el sillón con una maleta al lado, solo le dijo.

  • Me voy, ya no aguanto más esta vida
  • ¿Pero porque…

Ver la entrada original 549 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s