De vuelta a la cama.

Los Labios de Valeria

Nos secamos a conciencia, repasando con la toalla zonas que permanecían húmedas a pesar de la insistencia, acercándonos a comprobar in situ el problema. Frente a frente vi cuál era, el clítoris palpitante de Marta, igual que el mío no dejaba de dar señales, pidiendo más y más flujo, preparándose para una segunda batalla. Pero no contaba con que mi lengua podía también lubricarlo de manera excepcional, tocando justo los puntos correctos, moviéndose en círculos sobre el capuchón sin cansarse, deleitándose con el río de su flujo hasta provocar el primer orgasmo.
de vuelta a la cama 1

Mi chico nos miraba terminando de secarse, descubriendo una potente erección que tocaba a ratos y que deseaba algo más fuerte, más pasional. Nos dirigimos al dormitorio de nuevo, echándonos sobre las frescas sábanas, impregnándonos del olor a suavizante y siguiendo el trabajo manual que habíamos empezado. Mi chico buscó con rapidez un preservativo y se lo puso…

Ver la entrada original 279 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s