Absolutamente feliz.

Cuando regresamos a un lugar que durante mucho tiempo sentimos como nuestro, se activa esa parte del cerebro a la que le encanta hacer comparaciones.

¿En quién pensaba entonces, cuando al final de un agotador día dejaba a mi mirada perderse entre las gruesas y ásperas ramas de los árboles de la avenida?

¿Qué quería?

¿A dónde iba?

Y la pregunta estrella: ¿era más feliz?

http://tejetintas.com/2015/06/18/absolutamente-feliz/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s