Abril.

El Rincón de Floricienta

Autor:  Leonid Afrémov Autor: Leonid Afrémov

Desgrané en mil pedazos las razones que me hicieron enero

y destapé la caja de los recuerdos amargos en aquella botella de vino.

Sucumbí los mil pretextos que se fueron sin permiso en febrero,

sellando en aquel impávido beso lo que sería nuestro adiós a destiempo.

Dejé volar las mariposas y poco a poco se hicieron marzo en un abril que ya predecía un nuevo comienzo.

Y así fue como te fuiste.

Y así fue como llegó.

Abril.

Sin frenos ni falsa modestia aterrizó en aquella estación sin tren.

Deshilachó de mis entrañas las lágrimas que aún tenían tu nombre

e hizo de mi rota sonrisa una suave brisa de aire fresco.

Me empujó a un nuevo baile, a un nuevo juego sin más normas que un sentir.

Me devolvió la valentía, las ganas de vivir y mis candelillas.

Me ofreció la oportunidad de volver a recordarme quién era y en un…

Ver la entrada original 225 palabras más

Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s