Como animales.

Y una vez estrellados en una galaxia sentimental, esperamos y nos dejamos ser destruídos con el aullido de medianoche cuando deseamos no haber sido vistos.
Temerosos, en madrigueras de un solo agujero sin salida, guardamos comida que precavidos, nunca comemos por miedo a la soledad y el paso del invierno.
Concluimos el final censurando la ira que nos concierne, tan estática como el autoengaño filosófico que intenta abstraernos y romper nuestra mente desde pequeños.

http://jorgejimenezg.blogspot.com.es/2015/02/como-animales.html?m=1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s