El SÉPTIMO

Eva Truth

“No comprendía sus actos, pues en el fondo sabía que  me quería”

El no era romántico. Me miraba desde arriba mientras yo, muy niña, me perdía en un mar de escalofríos.  Entonces me decía lo guapa que era.

Tenía una gran espalda, musculada y suave.  Era moreno, con barba y mirada de niño. Los cinco años que me separaban de su nacimiento parecían minutos cuando me hacía reír.

Pasaban los días, los meses  y él me llamaba, desesperado.  Quería verme, me trataba bien.  Entonces me llevaba por el pasillo hasta su habitación, de la mano, o quizás abrazándome por detrás. Yo notaba su efervescencia y me sonrojaba.

Siempre, se clavaba delante del mismo espejo, entonces me miraba con sus veinte centímetros de más sobre mi hombro, posaba su cabeza en el y me sonreía.

Día tras día y yo le quería.

El refunfuñaba mientras yo le miraba con ojitos tiernos.  No…

Ver la entrada original 249 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoy hablan los demás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s