…pero no te olvidaremos.

Pues sí se fue… aunque desaparece el cuerpo pero no la persona. Hay personas que por diversos motivos dejan huella. No es que destaquen especialmente por algo, simplemente son ellas en su todo especiales. Ya puede hacer aproximadamente 20 años que murió mi abuelo Pancho, mi abuelo materno, y os puedo asegurar, que quizá, no todos los días, pero todavía me acuerdo de él con muchísima frecuencia, y siempre acabo el recuerdo con un sonrisa en la boca, pero es que era una persona especial.
Pues una persona especial también era mi suegra. Tenía 84 años y ya llevaba un par de años con algunos achuchones, pero bueno en un principio nada hacia suponer el fatal desenlace, sinceramente cada vez me da más miedo pensar en tener que depender de médicos, cada vez cuestiono más su ética profesional y su buenhacer, pero bueno, de los médicos y sus “posibles” negligencias es otro tema de conversación.
 
Hacía algo más de 20 años que tenía el honor de conocerla y os puedo asegurar que en todo ese tiempo nunca tuvo una mala cara ni una mala palabra hacía mi. Se llamaba Ramona, y no le gustaba nada su nombre, siempre nos decía que no se nos ocurriese llamar Ramona a ninguno de nuestros hijos. Siempre trabajando y trabajando y trabajando hasta hace aún no 2 años que principalmente por problemas de respiración no le quedó más remedio que pasar la mayor parte del tiempo sentada en el banco que veis en la foto al calor de la lareira.
En ese mismo banco tenemos pasado últimamente muchas tardes de sábado, y también tenemos echado muchas siestas cabeza con cabeza, poniamos el cojín en el medio asentabamos bien las cabezas para traspasarnos los piojos (je, je, je) y echabamos largas sonatas.
Empezó a trabajar desde muy pronto sirviendo en la casa de algún que otro terrateniente de la época. Al colegio asistió poco, por lo menos a aprender a leer le dio tiempo, se casó y llegó a tener 7 hijos, 8 nietos y 3 bisnietos un cuarto bisnieto está al llegar, pero ya no la podrá conocer.
Posiblemente la prueba más dura que tuvo que pasar fuese el soportar el fallecimiento de 2 de sus hijas por enfermedad, hace 20 y 15 años aproximadamente. Fueron muchas noches sin dormir con pesadillas y muchas perdidas de conocimiento por ataques de ansiedad, pero aunque del todo es imposible, lo fue superando. Y finalmente después de más de 50 años juntos el fallecimiento de mi suegro la acabó de rematar moralmente.
 
Aún así, tú le preguntabas que tal, y ella siempre te respondía que bien. Tenia artrosis desde hacía muchos años, sus dedos de las manos parecían las típicas carreteras gallegas de hace 30 años, llenas de curvas, y era un show verle los dedos gordos de los pies, estaban tan retorcidos, uno para la derecha y otro para izquierda que parecían un matrimonio mal avenido. Así todo era normal llegar por allí y ya con 80 años, verla con el machete cortando leña para la lareira, atendiendo los animales, la casa, el campo….. siempre trabajando.
Cuando tenía oportunidad, y se sentaba un rato claro, te contaba cosas del pasado, las típicas historias de los mayores, anécdotas pasadas, algún que otro chiste, vamos que no te aburrias con ella, últimamente hasta nos contaba sus escapadas amorosas con mi suegro, a lo que mi mujer le gritaba: “Pero mamáaaaaaa”, y a lo que ella le respondía: “Pero neniña aos nosos anos von ter vergonza ahora falar deso”.
Era una persona de mente bastante abierta, para ser una persona de aldea, que nunca salió de allí nada más que para ir a médicos o algun otro acontecimiento familiar, y prácticamente ningún estudio, ahora que hablabas con ella de cualquier tema de actualidad, y te acababas preguntando a donde podría haber llegado esta persona, si hubiese vivido en una ciudad y con la posibilidad de estudiar.
Seguiría contando cientos de cosas, pero siempre redundando en sus virtudes como persona, acabaré simplemente con una frase que nos dijo un par de días antes de morir, y quizá sea lo que mejor la define a ella:
– ” SEMPRE HAI QUE DAR O AMOR VERDADEIRO”
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Temas familiares. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (Datos opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s